Invito a los ángeles de la gracia

Cuando algo no sale bien o no sabemos qué hacer, podemos invitar a los ángeles de la gracia y permitirles que nos dirijan hacia la mejor solución posible.

Cuando rezamos por alguien o por la resolución de un problema en particular, ellos nos envían olas de luz sanadora que lleva paz y armonía a todos los involucrados.

La próxima vez que te encuentres en una situación en la que no sepas qué hacer, invita a los ángeles de la gracia, dale la bienvenida a Dios, haz espacio para los milagros y te sorprenderá la ayuda que recibirás.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!