¿Quiénes son las “Dominaciones”?

Las dominaciones o Dominios pertenecen a la llamada segunda Esfera Angelical o Segundo Coro Angélico que es donde están los gobernantes universales.

“Dominaciones” significa “señoríos” y estos poderoso seres tienen un verdadero sentido de presencia y autoridad. Regulan los papeles de todos los de más ángeles, excepto de los que pertenecen a la primera esfera; se presentan sosteniendo un mundo o un cetro para representar su autoridad.

También cuidan de los países y de las situaciones internacionales.

 DOMINIO, indica su fuerza para elevarse, que nunca se somete, libre de cualquier tentación inferior; ellos no se rebajan en absoluto a ninguna realidad discordante y agresora, superan cualquier suceso desagradable.

            Son los ángeles que ayudan en las emergencias o conflictos que deben ser resueltos de inmediato y trabajan para mantener la armonía universal.

            Por su manejo de los elementos de la naturaleza, resultan ideales para ser invocados cuando es necesario.

            No son mencionados en la Biblia.

Son los líderes divinos.

Representan la ley de Causa y Efecto y son sumamente precisos en su trabajo.

Controlan de qué manera ejercen su liderazgo los gobiernos, las autoridades eclesiásticas, el poder militar.

            Son seres celestiales que gobiernan las actividades de todos los grupos angélicos inferiores a ellos.

            Como burócratas divinos, también sirven para integrar los mundos espiritual y material.

            Aunque reciben órdenes de Dios y rara vez se ponen en contacto con los individuos, su trabajo sigue vinculado con vuestra realidad.

            Son algo melancólicos y profundamente versados en los misterios de la Creación.

            Son particularmente sensibles a los ambientes místicos, iluminados con velas blancas y perfumados con incienso y mirra.

            Los tres coros de esta jerarquía están dedicados a conservar el equilibrio de lo material con lo espiritual, tarea que no es precisamente fácil.

            Todo aquello con lo que convivimos tiene dos aspectos: lo positivo y lo negativo; lo natural y lo sobrenatural; lo blanco y lo negro; el bien y el mal.

            No sólo hay blancos y negros en la existencia, hay tonalidades grises en el medio; y esas son las que mantienen en equilibrio las “dominaciones”.

            Sopesar lo material y lo espiritual, hacer que ambos convivan, los ubica como gestores de la Misericordia Divina.

            Manifiestan la SOBERANÍA DE DIOS y se los representa por eso con cetro y espada, símbolos del PODER DIVINO sobre la Creación.

            Despiertan en el hombre la fuerza para vencer a sus enemigos interiores, estableciendo la supremacía de Dios sobre todas las oscuridades.

            Siendo las enfermedades una de las manifestaciones de estos enemigos interiores, son las Dominaciones, o sea los ángeles curadores quienes nos pueden ayudar y auxiliarnos en tales momentos.

“ LAS DOMINACIONES FAVORECEN LA TRANSFORMACIÓN QUE LLEVA A EVOLUCIONAR ”.

             DONES : COMPASION – HUMILDAD – RECTITUD – ABUNDANCIA – TRANSFORMACION – PROTECCION – DEFENSA – AUTOCONTROL – ILUMINACION – FIRMEZA – PROVIDENCIA – DISCIPLINA – ESPONTANEIDAD – RENDICION

            CUÁNDO LLAMAR A LAS DOMINACIONES :

            ………. en los momentos en que deba primar la calma y el sentido común.

            ………. para protegerte de accidentes e imprevistos.

            ………. para mejorar los vínculos afectivos y familiares.

            ………. cuando te sientas agobiado por deberes y obligaciones.

            ………. por problemas de concentración.

            ………. para iniciar una nueva actividad comercial.

            ………. cuando temas ser víctima de la infidelidad.

            ………. si sientes que los celos de tu compañero/a atentan contra la estabilidad de tu pareja.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!