La Vida es un constante desfile de nuevas cosas… ¡a disfrutarlas!

La verdadera paciencia es saber que lo deseas y saber que está llegando y realmente disfrutar el desarrollo de las cosas viniendo a lo largo del camino.

Entiende que nunca se acaba, nunca terminarás nada porque esto es un flujo continuo de eventos que jamás termina.

Así que bien podrías ser paciente.

Nunca se acaba y nunca terminas porque cada vez que quieres algo y recibes algo, también recibes una nueva perspectiva desde la cual puedes volver a desear algo más.

La vida es un despliegue constante de nuevos deseos y, luego, una alineación constante con esos deseos.

¡Qué maravilla! ¿no lo crees? Entonces, ¡a disfrutar el despliegue de las cosas y cómo van llegando!

¡Que los ángeles acompañen tu camino!