Cuando todos se sientan escuchados y tratados justamente, el mundo estará en paz

Image result for angel guardian

Cuando eras niño, ¿alguna vez te sentiste incomprendido, herido, culpable, tratado injustamente o que nadie te escuchaba? Como ser humano, es casi seguro que hayas experimentado algunas o todas estas cosas. ¿Qué hiciste con la ira que naturalmente sentiste?

Si te sentías impotente y sin esperanza, la enterrabas. En casos extremos esto lleva a la depresión en el futuro.

O puede ser que hayas tenido arrebatos de ira, lo que temporalmente te hizo sentir mejor, pero no hiciste nada para lidiar con el sentimiento subyacente.

Si los adultos a tu alrededor te condenaron y te castigaron, ¿cómo te sentiste?

Si fuiste lo suficientemente bendecido como para haber tenido padres que fueran totalmente justos, escuchando cómo te sentías y realmente tratando de entenderte y tranquilizarte, el miedo y la ira subyacentes probablemente se habrían transmutado, conduciendo a la paz interior, a la armonía y a la salud. Nadie que se sienta en paz y en armonía quiere lastimar a otro.

¿Qué tiene esto que ver con lo que sucedió en Sri Lanka o con cualquier otro acto de terrorismo? El terrorismo siempre trata de cambiar a otros a través del miedo. Subyacente a las acciones hay una gran ira. Lo que sucedió en Sri Lanka fue horrible e inexcusable. Fue totalmente repugnante. Nada justifica quitar la vida.

Sin embargo, todos somos uno. Todo lo que se mueve a través de una persona toca a todos. Por lo tanto, cada vez que una nación, grupo, secta o individuo se sienta inaudito, marginado, tratado injustamente y enojado, se hará daño consciente o inconscientemente a sí mismo o hará daño a alguien más.

Es hora de que el mundo escuche sin juicio la voz de la ira. Es hora de lograr la igualdad y la equidad en todo el mundo. Cuando todos se sientan escuchados y tratados de manera justa, respetados y en igualdad de oportunidades, bien alimentados y alojados, el mundo entero estará en paz.

Las oraciones y los cantos por la paz realmente ayudan. Lo mismo ocurre con encender velas y trabajar con los ángeles de la paz.

Actuar pacíficamente por el bien más elevado eleva la frecuencia del mundo.

Y, cuando todos asuman la responsabilidad de su propia ira y se alinean y equilibren, todos seremos Uno.

Entonces, ¿qué pasa con los que resultaron heridos o murieron en los atentados? Como lo entiendo, no puedes ser herido ni puedes morir si no es tu momento. Tu Ángel Guardián simplemente se asegurará de que no estés en ese lugar en ese momento. Entonces, ¿qué clase de alma elegiría morir de esta manera? Porque no es la personalidad quien hace estas elecciones superiores, sino el alma.

Aquí hay algunas sugerencias, pero hay muchas otras razones para esta elección.

Las explosiones son ira y el fuego que contiene la transmuta.

Si es tu momento de hacer tu transición y tu alma quiere usarlo para llamar la atención sobre algo que necesita atención para que se produzca el cambio, será aprovechada la oportunidad.

El alma de tu grupo se está reuniendo en una parte del mundo para que todos puedan hacer su transición de lo físico a los no físico juntos, llevándose mucha negatividad consigo para ser transmutada. Un ejemplo de esto fue el Tsunami del Día del Boxeo.

Mientras que lo anterior es simplista, el llamado es actuar con justicia y amor en nuestras propias vidas y traer justicia y amor al mundo.

Fuente: boletín mayo 2019 Diana Cooper

¡Que los ángeles acompañen tu camino!