El fuego transmuta y trae nuevas oportunidades

Related image

París, Par Isis, fue nombrado por Isis.

La Catedral de Notre Dame se construyó sobre un templo para Isis, que es el mismo gran Ser Iluminado que la Madre María.

La llamaban Ma-Ra en Lemuria, donde era sacerdotisa y la primera en ascender a los reinos superiores.

En Atlántida, ella era Isis, quien dio a luz a Horus. Ella encarnó de nuevo hace dos mil años como la Madre María para dar a luz a Jesús. Realmente es la catedral de Nuestra Señora.

El fuego es un poderoso transmutador de energía.

Después del incendio, en la televisión, repetidamente escuché a Notre Dame describirse como el corazón del catolicismo romano. La iglesia católica ha estado plagada de escándalos de abuso sexual, comportamiento cruel de monjas y escándalos de adopción. Así que ya era hora de que esta energía fuera eliminada. Desde una perspectiva espiritual, el fuego ha hecho mucho para despejar esa nube oscura.

Antes del incendio, la catedral se estaba desmoronando y los pedidos de dinero para repararla no fueron atendidos. Pero el fuego vio un fenómeno asombroso. La gente de todas partes quiso contribuir a su restauración. Algunas personas prometieron grandes cantidades de energía en forma de dinero. El fuego abrió sus corazones.

Los ojos del mundo están en Notre Dame y, a través de esto, en la Madre María/ Isis.

Así que espiritualmente el fuego ha transmutado mucha energía densa.

Ha tocado el corazón del mundo y ha abierto los corazones de muchos para dar dinero para restaurarlo.

Ha reunido a la gente en una causa común y fue realmente especial ver a las multitudes reunidas en las calles cantando himnos de forma espontánea. En diferentes países, la gente está examinando sus robles para ver si son adecuados para reconstruir la catedral y ofrecerlos generosamente.

Ofrece una oportunidad para crear algo espiritualmente maravilloso para el futuro.

El fuego siempre despeja el camino para un nuevo crecimiento.

Fuente: boletín mayo 2019 Diana Cooper

¡Que los ángeles acompañen tu camino!