La preocupación sólo agrega energía para crear eso que no deseamos

bicicletas

Preocuparse es usar tu imaginación para crear algo que no quieres.

Haz la reflexión:

“si tiene solución, ¿para qué te preocupas? si no tienes solución, ¿para qué te preocupas?”

La energía de la preocupación es densa y crea más de eso que temes.

Nos han enseñado que preocuparnos por alguien le traerá bienestar y eso es un concepto completamente erróneo porque lo que energéticamente sucede cuando nos preocupamos por alguien es que creamos un cordón de energía con esa persona y transmitimos energía de miedo y de negatividad cargando a esa persona de más negatividad de la que está generando.

¡Imagina cuánto daño hacemos a esa persona! y decimos que la queremos…

Por el contrario, si tú deseas que esa persona esté bien, llegue con bien, buenas cosas le sucedan, mejore su salud o encuentre lo que busca, lo mejor que podemos hacer es visualizarla feliz y con aquello que desea. Sin miedo… desde el amor… rodeada de ángeles y de luz…

Piensa en esa persona importante llena de plenitud y de prosperidad… segura, protegida y rodeada de amor.

Vamos a suponer que el resultado deseado no se da… ¿acaso no es mejor ayudar en positivo que cargar negativamente su energía? ¡imagina si no hubieses enviado energía positiva!

El amor y las mejores intenciones SIEMPRE ayudan y siempre mejoran cualquier situación.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!