La opinión de los demás no es importante.

Debido a que otros no pueden vibrar en tu experiencia, no pueden afectar el resultado de tu experiencia. Sólo tú lo puedes hacer.

Pueden tener sus opiniones en relación a lo que haces pero, a menos que su opinión afecte tu opinión, su opinión no importa en absoluto.

Un millón de personas podrían estar presionando contra ti y no te afectaría negativamente… a menos que lo rechaces. Ese millón de personas que empujan contra ti están afectando sus millones de vibraciones. Están afectando lo que sucede en su experiencia. Están afectando su punto de atracción, pero no te afecta a menos que los presiones y que entres en su vibración.

Así que elige qué deseas, cómo deseas sentirte y ¡hazlo! nadie puede crear en tu vida más que tú. No permitas que la opinión de los demás te haga sentir mal. Sólo elige sentirte bien, haces lo que te hace sentir bien y recibirás más y más de aquello que te hace sentir de la misma manera. ¡Nadie puede cambiar el resultado!

¡Que los ángeles acompañen tu camino!