Mis éxitos, mi felicidad y mi alegría no dependen de lo que está a mi alrededor

Es muy común poner nuestra felicidad en dependencia de lo que sucede a nuestro alrededor, así lo hemos aprendido, así nos lo han enseñado.

Pareja feliz

Se vende la felicidad bajo fórmulas de cómo hay que vivir la vida, de cómo hay que comportarse y qué es lo que hay que tener. De esto se aprovechan muy bien los medios de comunicación, la publicidad y la política; encargándose de transmitirnos que seremos más felices cuantas más cosas tengamos. De que es preciso generar emociones positivas constantemente y de que debemos vivir en esa burbuja ideal, que no representa para nada a nuestra realidad.

Por eso aparece la frustración, y lo que es peor, la desconexión con nosotros mismos. La incesante búsqueda de la felicidad en lo externo hace que nos alejemos más de nosotros mismos y, por lo tanto, de la felicidad inherente a nuestra naturaleza.

La felicidad es el equilibrio entre tú y tu Ser Interior. Está dentro de ti. Nadie te la puede dar. Sólo tú puedes accederla y sólo depende de ti experimentarla.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!