Saltar al contenido.

¡No tengo cubrebocas! una anécdota de nuestro querido Radleigh Valentine

Hace 10 días, el gobernador de mi estado pidió que todos usaran cubrebocas al salir de casa. El cubrebocas podría estar hecho de tela o de una fabricación más tradicional, pero el anuncio incluía una súplica de que dejáramos los cubrebocas de grado médico a aquellos que están apoyando directamente en la primera línea de la crisis.

También pidió que lo hagamos divertido. Y el gobernador mismo, para la conferencia de prensa, llevaba puesto un cubrebocas de tela hecho con la bandera de nuestro estado.

Okey, genial! El desafío para mí es que no tenemos cubrebocas en casa. No sé ni podría coser un botón ni siquiera para salvar mi vida y mucho menos coser algo para mí. Claro, uno puede comprarlos en Etsy u otros proveedores, pero todos están en espera de ser manufacturados. No hay de disponibilidad inmediata. El mensaje constante de los proveedores era esperar un par de semanas para que llegaran. Entonces, encontré un par de cubrebocas de Mickey Mouse (shock shock) en Etsy e hice mi pedido.

Poco después de la instrucción de nuestro gobernador para que usemos cubrebocas donde quiera que vayamos, llegó el mensaje de que todos deberíamos tratar de permanecer encerrados en casa durante dos semanas. Pero, de nuevo, no tengo un cubrebocas. Entonces, mi preocupación era ¿cómo concilio estas dos solicitudes? 1. No salgas sin un cubrebocas. 2. Obtén lo que necesitas para quedarte en casa durante catorce días.

En las últimas semanas, toda esta crisis global (para mí) se ha centrado en dos conceptos. La importancia de las prioridades y el viejo dicho “La necesidad es la madre de la invención”.

Afortunadamente, hice una gira de libros por Europa en 2015. ¡Las bufandas estaban de moda! Dondequiera que miraras, los hombres llevaban estas bufandas grandes y de gran tamaño incluso en climas cálidos. En ese entonces, compré varias para mí, nunca imaginé ni en mis sueños más locos que llegaría el día en que estaría buscando entre ellas para encontrar el tamaño adecuado para cubrirme la cara al salir de la casa.

A través de todo este desafío global, nunca he tenido miedo. Pero cuando me acerqué a la tienda de comestibles, me di cuenta de que me estaba poniendo muy nervioso. Lo que me preocupaba no era que me enfermara, sino que me juzgaran. ¿Era mi bufanda suficiente para cumplir con los requisitos del gobierno a a los ojos de otras personas? ¿Todos los demás en la tienda habrán estado más preparados que yo y por lo tanto tendrán un cubrebocas?

Una vez que estuve dentro de la tienda, me di cuenta de que no iba a ser un problema. La mayoría de las personas no tenían cubrebocas. El vecindario donde se encontraba la tienda de comestibles es una comunidad muy, muy responsable y activa. Esto me dijo de inmediato que no era solo yo quien había sido tomado por sorpresa para el nuevo requisito de cubrebocas, sino que era la mayoría de las personas. Aún así, había muchas personas que sí los llevaban.

Como persona intuitiva, pude sentir la energía del juicio y el miedo flotando sobre toda la tienda. Las personas parecían mirarse unas a otras para asegurarse de que no tosían. Las miradas de extraños indicaban que estaban evaluando si los que estaban a su alrededor tenían la cara lo suficientemente cubierta y si se estaban quedando lo suficientemente lejos.

La energía del juicio durante esta crisis fluye como el agua. La gente está preocupada por ser juzgada y al mismo tiempo juzgar a quienes la rodean. Por supuesto, eso no es nuevo. Pero esta situación ha aumentado la importancia de un comportamiento social responsable y, por lo tanto, la energía del juicio también se ha incrementado.

Lo que tenemos que recordar es que no podemos saber por lo que están pasando otras personas. Si vemos a alguien y hacemos algo que consideramos “no esencial”, debemos tener en cuenta que no conocemos la historia de fondo. Mi cuñado (un tipo muy sabio y reflexivo) publicó estos escenarios en las redes sociales que hicieron eco perfectamente de mis pensamientos sobre este tema:

Quizás ese hombre en la tienda que compra un galón de pintura lo está haciendo porque sus opciones son ocuparse de un proyecto o volver a caer en su adicción al alcohol. O tal vez esa señora que compra bolsas de tierra y semillas lucha con la depresión. Tal vez plantar y ver crecer algo bello durante este tiempo de oscuridad, es su única forma de no caer en un lugar muy oscuro que le tomará meses salir.

O tal vez ese tipo que no tiene un cubrebocas pero que luce una bufanda (tan fabulosa, aunque delgada) acaba de ser sorprendido con la noticia y está haciendo lo mejor posible.

Me gusta creer que la gran mayoría de nosotros estamos haciendo lo mejor que podemos a través de estas circunstancias locas y sin precedentes (en nuestra vida). Es fundamental que tengamos compasión por quienes nos rodean y tratemos de mantener nuestros pensamientos errantes sobre las contribuciones que podemos hacer personalmente en nombre de nuestra familia, amigos y el mundo. Intenta enviar amor a los extraños incluso si no entiendes sus acciones y luego vuelve a centrar tu atención en ti mismo.

Por cierto, a partir de este escrito todavía no tengo cubrebocas. Al escritor en mí le encanta la metáfora que proyecta la declaración, incluso cuando también soy consciente de que no tengo ninguna razón para ir a ningún lado. Al menos no por ahora. Con suerte, para cuando lo haga, llevaré a Mickey Mouse bailando en mi cara.

Y, si surge algo urgente, todavía tengo fabulosos pañuelos europeos con los que me las puedo arreglar muy bien.

¡Manténganse a salvo! con Amor,     ~ Radleigh

¡Que los ángeles acompañen tu camino!

Curso de ángeles GRATIS – escucha las 18 lecciones en audio

CURSO ÁNGELES, ARCÁNGELES Y SERES DE LUZ donde aprenderás a conocerlos, escucharlos, entenderlos e incluirlos en tu vida. Este curso es básico para poder tomar los demás. Y, lo mejor de todo, ¡ES GRATIS! busca CURSO DE ÁNGELES GRATIS en nuestro menú o haz  click aquí­.

¿Te gustan las Hadas? ¿los Unicornios? ¿el Espíritu de la Naturaleza?® Gifs y Fondos Paz enla Tormenta ®: GIFS DE HADASCURSO DE HADAS ***GRATIS*** haz click aquí