Saltar al contenido.

Haciendo a un lado a las personas que sólo agregan drama a tu vida

Hace unos años, mi percepción de las relaciones comenzó a cambiar dramáticamente. No tengo todas las razones a mi disposición, pero creo que empecé a cansarme. Me cansé de decir sí a todos cuando realmente quería decir que no. Me cansé del drama en mi vida. Pero creo que lo que más me cansó fue no ser mi ser auténtico, único y peculiar. Me cansé de adaptar quién era para adaptarme a quien estaba frente a mí en este momento. Quería ser puramente yo.

Esto creó una situación difícil. Déjame decirte algo importante que debes saber: a las personas no les gusta cuando cambias. En realidad, déjame calificar eso diciendo que a tus verdaderos amigos no les importará. A un compañero de vida verdaderamente amoroso y edificante no le importará. Pero el drama domina tu vida. Se enojan mucho cuando dejas de satisfacer todos sus caprichos. Cuando dejas de ser quien piensan que deberías ser y comienzas a ser tu verdadero yo, eso no les gusta en absoluto. Esperan que sigas dando de la misma manera que siempre lo has hecho.

Entonces, para salir de mi capullo, para realmente volar, tuve que lidiar con esas personas. Y muchas veces eso significaba conflicto. En casi todas las situaciones significaba liberar a esas personas de mi vida. Tenía que aprender a decir que no cuando eso era lo correcto para mí.

Lo que es muy difícil de esto es que el hecho de que alguien sea un tipo de persona “dramática” no significa que no me haya gustado o ni siquiera que no lo haya amado. Pueden ser personas increíbles. Sólo que eso es… agotador. Drenan toda tu energía y magia y rara vez devuelven en igual medida en función de lo que toman.

Una vez que decidí comenzar a eliminar a la gente dramática de mi vida, no lo hice en ningún orden en particular. No configuré un proceso ni clasifiqué a las personas que conocía de manera organizada. Me di cuenta de que mi vida necesitaba limpieza. Entonces, cada vez que alguien me llamaba, prestaba atención a cómo me sentía después de su llamada. Si me sentía agotado, me detenía y pensaba: “De acuerdo. ¿Es así como siempre me siento con esta persona?” Y si la respuesta fuera mayormente sí, decidiría en ese momento dejar atrás a esa persona, soltarla y dejarla alejarse de mi vida o incluso alejarme de ella.

¿Cómo hice eso? Pensé que lo preguntarías. Pero antes que nada, déjame decirte lo qué no hice: no tuve una gran conversación con ellos. No hice mi propio montón de drama. Tampoco seguí llamando a la persona. Dejé de contestar el teléfono cuando llamaban.

Lo que hice fue pedirle al arcángel Raguel, el arcángel de las relaciones, que dejara que esa persona dramática simplemente se alejara. Le pedí al arcángel Zadkiel, el arcángel de la memoria, que dejara que me olvidaran.

¡Y déjame decirte que esto hizo un cambio increíble en mi vida! Era como si me hubieran quitado un peso tremendo de los hombros. Estaba más tranquilo, estaba más feliz e incluso comencé a ser más positivo. Y tenía muchísima más energía.

Por supuesto, todavía hay personas dramáticas en mi vida. Después de todo, hay algunas personas de las cuales simplemente no puedes liberarte. Es posible que tengas padres, hijos, un cónyuge o compañeros de trabajo con los que tengas que lidiar porque realmente no tienes otra opción. Lo mejor que puedes hacer es limitar su impacto. Incluso si te desplazas por las redes sociales y revisas la lista de contactos de tu teléfono, apuesto a que puedes encontrar muchas reinas y reyes del drama con los que tienes la opción de asociarte o eliminarlas de tu vida.

Además, no asumas que no tienes otra opción en el asunto. Una vez trabajé para alguien que era increíblemente negativa. La Emperatriz de las reinas del drama, ¡De verdad! ¿Sabes lo que hice? Dejé de asistir a sus reuniones porque era cuando ella era más volátil. Evité conectarme con ella siempre que era posible. Así que realmente consideré quién es realmente una persona para la cual “no es opción” conservarla en mi vida. Es una persona “no es opción”.

Ahora que la mayoría de este tipo de personas se han ido, estoy mucho más feliz, ¡y quiero desesperadamente lo mismo para ti! Quiero que tengas la oportunidad de amarte descubriendo quién eres realmente fuera de los límites de los reyes y reinas del drama de tu vida. Quiero que seas libre.

Lo que eso significa es que tendrás que aprender a decir que no. Tendrás que empezar a limpiar la casa. Tendrás que aprender que cualquier conflicto que experimentes debido a este momento de transición, esta vez de floración, será relativamente corto y verás, cuando haya terminado, que cada segundo vale la pena.

Tendrás que aprender a defender lo que crees. Tendrás que estar dispuesto a defender tus propias creencias y seguir la guía Divina que te han dado. Más que nada, tienes que hacer lo que sea necesario para ser quien realmente eres en lugar de ser el diluido que está ocupado siendo quien todos quieren que seas.

Así que quiero que repitas las siguientes frases después de mí.

“No.”

“Oh, lo siento mucho, simplemente no puedo hacer eso”.

“Entiendo de qué se trata esto, pero eso no va con mi integridad así que no cuentes conmigo”.

“Espero que lo entiendas, pero lo que me estás pidiendo me parece incorrecto en este momento”.

Y luego una vez más. . .

“No.”

A continuación encontrarás un ejercicio de mi libro, “Cómo Ser Tu Propio Genio” que puede ayudarte con este proceso. Si te late hacerlo, entonces pruébalo.

¿Qué puedes perder? Excepto mucho drama en tu vida.

Bendiciones angelicales.

 ~ Radleigh (extracto editado gramaticalmente)

Lección # 15 de la Academia de Genios de Cómo Ser Tu Propio Genio: ejercicio para liberar personas dramáticas

Toma una hoja de papel, un bolígrafo y cualquier dispositivo que uses para elaborar una lista de los nombres y las direcciones de las personas. Piensa en todas las personas con las que interactúas regularmente. Revisa la lista de contactos de tu teléfono, tu libreta de direcciones y tus feeds de redes sociales. Observa si te sientes positivo o ansioso cuando lees el nombre de alguien o piensas en esa persona. Luego, escribe los nombres de todas las personas con las que tienes una reacción negativa.

Luego, mira cada nombre y decide si tienes opción de relacionarte con ellos o no. Realmente piensa en ello. No asumas que no tienes otra opción. Quizás al menos puedas limitar su contacto. Si son una persona “no es opción”, quítalo de tu lista.

Para las personas que quedan en tu lista, piensa seriamente en lo que te quitan y lo que te devuelven. ¿Qué tan equilibradas son las escalas? ¿Por qué los quieres en tu vida? Para cualquier persona en la que sientas que lo negativo está equilibrado por lo positivo, táchalos de tu lista.

Los nombres que quedan en tu lista son tu gente dramática. Es hora de dejarlos ir.

Te animo a no hacer una gran experiencia dramática al liberar a tus maestros del drama. Simplemente lo tomarán como una oportunidad de convertirse en víctimas y arrojarte culpa y todo tipo de negatividad. ¿Y no es por eso que los estás liberando? ¿para alejarte de eso?

¡Que los ángeles acompañen tu camino!

Curso de ángeles GRATIS – escucha las 18 lecciones en audio

CURSO ÁNGELES, ARCÁNGELES Y SERES DE LUZ donde aprenderás a conocerlos, escucharlos, entenderlos e incluirlos en tu vida. Este curso es básico para poder tomar los demás. Y, lo mejor de todo, ¡ES GRATIS! busca CURSO DE ÁNGELES GRATIS en nuestro menú o haz  click aquí­.