Saltar al contenido.

Cuando no andas de muy buen humor, ¡es tiempo de llamar al arcángel Jofiel!

Cuando tu estado de ánimo no es lo que quieres que sea, dirígete al Arcángel Jofiel.

Puedes considerar a este hermoso ángel como el Ángel para la Depresión.

Él/ella es de un color (rosa fucsia), un olor (rosas) y un sentimiento (alegría). Su presencia irradia esperanza. Y pedirle ayuda siempre te hará sentir mejor. Aquí te explicamos cómo hacerlo.

En primer lugar, haz todo lo posible por estar solo y lejos de otras personas, especialmente de otras personas que contribuyen a tus sentimientos tristes. Y luego sigue esta pequeña meditación:

“Querido Arcángel Jophiel, me encuentro luchando con las ansiedades y los desafíos del día. Si bien sé que tengo razones para estar alegre, parece que no puedo acceder a esos sentimientos en este momento. Me estoy acercando a ti porque sé que eres la “Belleza de Dios” y tienes la capacidad de elevar mis emociones. Así que cierro los ojos pero abro mi corazón a tu brillante luz rosa intenso. Recuerdo el olor a rosas. Imagino que arrojas pétalos de rosa rosados ​​del cielo para que se junten alrededor de mis pies. Siento tu luz rosa envolviéndose a mi alrededor como una burbuja y dejo que mi corazón se eleve mientras imagino que mis pies se levantan del suelo. Escucho tus susurros que dicen que soy amado, bendecido y que soy hermoso a los ojos de lo Divino.

Repite esas mismas palabras: “Soy amado. Soy bendecido. Soy hermoso a los ojos de lo Divino. Soy amado. Soy bendecido. Soy hermosa a los ojos de lo Divino “.

Ahora toma consciencia de que Jofiel saluda a alguien para que se una a ustedes y es el Arcángel Miguel.

Jofiel mantiene su atención en ti mientras su hermano en el servicio Divino te quita los efectos energéticos del miedo, la ansiedad y la preocupación.

Nota que la luz azul zafiro del Arcángel Miguel se arremolina para mezclarse con la luz rosa fucsia de Jofiel a tu alrededor.

Una esfera de luz azul y rosa te protege y te hace sentir esperanza.

Nuevamente, repite las palabras: “Soy amado. Soy bendecido. Soy hermosa a los ojos de lo Divino. Soy amado. Soy bendecido. Soy hermoso a los ojos de lo Divino “.

Pide que este sentimiento permanezca contigo y crezca a medida que avanza el día. Si tu tristeza regresa, repite tus palabras, invoca el aroma a rosas e imagina que caminas por un sendero bordeado de pétalos de rosas angelicales.

¡Ábrete al optimismo!

Así Es.

Espero que eso te ayude. Dale varios intentos. Cada vez que solicites su ayuda, sentirás con mayor fuerza los efectos.

Inspirado en Radleigh Valentine

¡Que los ángeles acompañen tu camino!

CURSO ÁNGELES, ARCÁNGELES Y SERES DE LUZ donde aprenderás a conocerlos, escucharlos, entenderlos e incluirlos en tu vida. Este curso es básico para poder tomar los demás. Y, lo mejor de todo, ¡ES GRATIS! busca CURSO DE ÁNGELES GRATIS en nuestro menú o haz  click aquí­.

Haz de la Lectura de Cartas Angelicales una profesión

Aprende a leer el Tarot Angelical profesionalmente