El Amor vive en mi para siempre

Esta es la gran promesa de Dios: que la felicidad que llenó tantos corazones ayer, llene todavía más vidas mañana. Y que la paz y la alegría reinen para siempre y estén disponibles para toda alma, ahora y siempre.

 Esta es la buena nueva: que Cristo nace todos los días, soy yo, y que Dios vive en mí hasta la eternidad. No importa a qué religión pertenezco. El Amor es la única religión.

Que los ángeles acompañen tu camino.

3 comentarios

Los comentarios están cerrados.