Dedico tiempo para cuidar de mí

baño relajanteCuando parece que el día será muy ocupado y lleno de actividad (como lo es diario), y, además, te sientes poco motivad@ o desanimad@, aquí hay algunas maneras que pueden funcionar para que dediques un poco de tiempo para ti:

  1. Cada mañana, al despertar, piensa en una cosa que harás para autocuidarte. algo que quieres hacer para ti ese día. Elige algo que disfrutes y que desees cumplir. Tu motivación para lograrlo es mayor si se trata de algo que deseas hacer. Elige algo realista y que pueda ser logrado fácilmente en relación a tu tiempo y tu presupuesto.
  2. Conviértela en algo no-opcional como cepillar tus dientes, vestirte o peinarte. Cuando decides que cuidar de ti mism@ es algo imprescindible, es menos probable que lo dejes para el final de tu lista de prioridades del día.
  3. El autocuidado no tiene que tomar mucho tiempo. Muy pocos tenemos tiempo extra en el día. Es más realista pensar en algo bueno que puedas hacer para ti mism@ y que tome 20 minutos como sumergirte en un calientito baño con sales de mar, aceites esenciales y velas; tener una sesión corta de yoga en casa con algún video de YouTube o similar; tomar una siesta; jardinería, etc.

¡Lo mereces! ¡Hazlo posible cada día!

¡Que los ángeles acompañen tu camino!