Hago lo que me hace sentir feliz

Con mucha frecuencia nuestras vidas nos requieren tanto que terminamos por sacrificar nuestro tiempo y nuestros planes. Incluso nuestras más básicas necesidades a fin de cumplir con los demás o ayudarlos en sus actividades.

Quiero tomarme unos minutos para alentarte a amarte a ti mism@ y recordarte de tomar unos momentos de tu día para hacer las cosas que te hacen sentir bien, que te hacen sentir feliz.

mujer en bicicletaNutrir tu cuerpo y tu mente. Disfrutar tiempo haciendo tu ejercicio favorito. Aún si tomas solamente 5 minutos o hasta una hora. Toma tiempo para meditar y reconciliarte con tu centro, con tu equilibrio, contigo mism@. Encuentra tiempo para hacer algo que te seignifique relajación en cada espacio de tu vida: en casa, en la cama, cocinando tus alimentos, al llevar a cabo tus rituales de aseo y limpieza personal, incluso en el trabajo. Tal vez en el trabajo es donde más necesitas llevar a cabo ejercicios de relajación.

oracionCambiando pequeños hábitos como agradecer por todo conforme amanece antes de saltar de la cama. Darme unos momentos para hacer una lista mental por todo lo que tengo que agradecer. BAñarme, meditar, decir mis decretos y afirmaciones y hacer mi oración. Después el ejercicio y nutrir mi cuerpo con consciencia a través de alimentos sanos provistos por la amorosa energía de la Madre Tierra a quien continuamente le estoy agradecida. A media mañana me tomo unos momentos recostándome sobre la alfombra debajo de mi escritorio (jeje) dejando que se vaya todo estrés acumulado. Disfruto compartir la hora de la comida con otras personas y, por la tarde, trato siempre de convivir con alguien nuevo cuando saco a mi perrito al parque.

leyendoAntes de ir a dormir, leo y estudio mis temas favoritos para aprender más sobre esta vida en la que estamos. Siempre hay más qué aprender. Conforme me recuesto para quedarme dormida, hago un recuento de mis pensamientos y reviso mi día bendiciendo cada momento vivido. Decreto que tendré sueño profundo y reparador levantándome fresca y brillante por la mañana en búsqueda del nuevo día.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!