Comparto el amor y las bendiciones

nina-navidadLa temporada de festividades no sólo es la oportunidad de regocijarte con la familia y los amigos sino que, también, es una gran oportunidad de compartir amor y alegría a donde quiera que vayas. Puedes hacer esto dedicando unos momentos para recordar lo mejor de la temporada festiva cuando eras niñ@. Trae a tu mente esas memorias y las verás con claridad. Recuerda lo que veías, los aromas, los sabores, los abrazos y las personas que estaban ahí. ¿Qué eran algunas de las cosas que hacías? Y, si nunca tuviste una maravillosa temporada de festividades, crea una. Imagínala exactamente como hubiera sido y hazla propia. Tú y sólo tú eliges tenerla o carecerla.

Eres amor. Eres espíritu de Luz. Eres energía. Conforme recuerdas esos tiempos especiales, nota cómo tu corazón se abre. Tal vez una de las más maravillosas cosas sobre esa temporada en especial era el amor que había y que la caracteriza. Permite que el Espíritu del Amor fluya a través de ti. Trae a tu corazón el recuerdo de las personas para quienes eres importante y rodéalos de este amor. Recuerda que siempre traes contigo este sentimiento tan especial de la temporada de fiestas y disfrútalo todo el tiempo.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!