Arcángel Nathaniel

MENSAJE DEL ARCÁNGEL NATHANIEL, Canalizado por José Gabriel Agesta.

“Buenas tardes:
Está comenzando la primera parte del año y quiero entrar en las vidas de muchos.
Yo soy especialista en hacer cambios a corto plazo, sobre todo en lo referente a sus misiones de vida.
Muchos están atascados, confundidos, viviendo en lugares tóxicos con personas que les roban sus energías, y sin dinero para hacer cambios profundos.
Mi nombre significa REGALO DE DIOS y soy el que viene a ayudarles a cambiar de una forma drástica y rápida.
Tal vez mi forma de actuar y mi energía los sacuda, pero es hora de que se ubiquen en sus verdaderos lugares y dejen brillar sus talentos.
Mi Código Sagrado Numérico es el 334 y con él obtendrán el vigor y la habilidad necesaria para salir de su zona de confort y enfrentar nuevos horizontes.
Para muchos, ésto puede parecer aterrador pues lo desconocido produce temor.
Cuando vean el color rojo, sabrán que estoy presente. Es el color que me distingue.
Aunque los planes Divinos cambian en ocasiones, sigan fieles a lo que les han revelado sus Ángeles y Guías.
Sepan que, si sus Ángeles les han dado determinadas pautas, ellos continúan con ellas y no las cambian de un día para otro.
Aclaro esto:
Si sus Ángeles les han dicho que tienen el don de la clarividencia, ellos se esmerarán en ayudarles a cultivarlo y no cambiarán de opinión de un momento a otro diciéndoles que ese no es su don.
Si sus Ángeles les dicen que va a venir un Alma afín a hacerles compañía, serán fieles en esto de modo que, si más tarde, ustedes por temor dicen que tal vez esa alma no llegue o no les convenga, miren ese pensamiento como algo del ego que tiene miedo de asumir un compromiso y desea evadirse.
Hay Almas que se fueron de sus vidas abruptamente, desencarnaron por sorpresa y esto los ha llenado de tristeza dejando en ustedes un gran vacío. Estén seguros que, si ustedes amaban a estas almas, ellas se adelantaron para ayudarles con su futuro.
Mantengan su fe con afirmaciones que los nutran y dejen de verse como unos mendigos.
Digan:
DIOS ESTÁ PENDIENTE DE MI BIENESTAR Y SIEMPRE ME AYUDA.
MI FUTURO FINANCIERO ESTÁ EN SUS MANOS Y ESTOY TRANQUILO.
Yo soy Nathaniel, el Arcángel de los grandes cambios, una gran ayuda para las Almas de buena voluntad.”     ~Pueden compartir el mensaje respetando las Fuentes y el Texto.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!