Confío en el amor ilimitado del Universo

Cuando expandes tus pensamientos y tus creencias, tu sentimiento del amor fluye libremente. Cuando los cierras, te cierras a ti mismo.

¿Recuerdas la última vez en que te enamoraste? Tu corazón se sentía “¡ahhh!”. Era un sentimiento maravilloso. Es lo mismo cuando se trata de amarte a ti mismo excepto que tú jamás te alejarás una vez que lo tengas. Estará contigo por el resto de tu vida así que harás que sea la mejor relación que pudieras tener.

Confía en que sabes conservar esa relación amorosa contigo mismo y vívela, disfrútala, mantente enamorado de ti mismo.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!