¡Haz la danza de la Victoria!

Esto es algo que me enseñó mi amigo David Hamilton. En un taller en Glasgow, explicó que, cuando queremos manifestar algo que es bueno, debemos actuar como si ya hubiera sucedido. Él hace la danza de la Victoria.

Me encantó el concepto y comencé a hacerla. Cuando pensaba escribir este libro, le agradecí a los ángeles por respaldarme y me visualicé sosteniendo el libro ya terminado en las manos mientras decía: “¡gracias, gracias, gracias!”, y entonces empecé a bailar como loquito por toda mi oficina como si acabara de escuchar las mejores noticias del mundo, mientras cantaba una y otra vez “This Is How We Do It” (Así Es Como Lo hacemos) de Montell Jordan. Al verme en el espejo de la pared, no pude evitar reírme de mí mismo.

No habían pasado ni dos minutos después de calmarme cuando sonó el teléfono. ¡Era mi agente que llamaba para pedirme que me preparara para mi siguiente libro! Me sorprendió lo rápido que sucedio. Le dije “Claire, ¡esto es un milagro!”.

Y se puso todavía mejor cuando abrí mi correo y encontré un mensaje confirmando una cita para ir a un programa en vivo de televisión para hablar sobre mi trabajo con los ángeles.

Supongo que estarás preguntándote cómo hacer una Danza de la Victoria, ¿o no?

  • Di tus oraciones y sé consciente de que lo que quieres ya es una realidad.
  • Siente la emoción y el acelere de esas maravillosas bendiciones,
  • Quizá puedas gritar “¡yujuuu!”, o hacer algún otro sonido que para ti represente un logro.
  • ¡Agradece a los ángeles!
  • Levanta los brazos y agítalos de lado a lado.
  • ¡Haz tus mejores pasos de baile y siéntete eufórico!

Ahora siempre hago la danza de la victoria cuando centro mi intención. También hago la danza de la victoria cuando algo sale bien y cuando logro algo. Se siente maravilloso. ¡Haz la danza de la victoria para que tus oraciones sean escuchadas!

~ Kyle Grey “Oraciones a los Ángeles”

¡Que los ángeles acompañen tu camino!