Cómo activar los Códigos Sagrados para la Abundancia

Image result for codigos sagrados

Los códigos sagrados para la abundancia hacen referencia a la búsqueda de todas las bendiciones que se necesitan que estén presentes en nuestras vidas.


No se trata de un concepto nuevo, ya que muchas generaciones han echado mano de este recurso para atraer la libertad financiera, anular los pensamientos negativos.

Los códigos sagrados para la abundancia se deben recitar 45 veces, por considerar este número como de manifestación divina. Cada código sagrado  para la abundancia debe decirse con convicción y mucha fe.

Se piensa que cuando se dice tantas veces, prácticamente la naturaleza se siente “obligada” a conceder la petición deseada. Además, el número 45 es un número de manifestación y abundancia.

Antes de comenzar a activar un código, puedes preparar frases afirmativas en relación al objetivo que deseas cumplir. Por ejemplo, “lo ángeles me protegen”, “en mí está la posibilidad de cumplir mis objetivos”, “el Universo siempre conspira a mi favor”, “mi vida está regida por el Orden Divino”, etc.


códigos sagrados para la abundancia

Este método se aplica cuando existe mucho desánimo, se cree que no hay posibilidades de obtener la estabilidad que se procura.

  • También cuando se nos adeuda dinero sin importar la cantidad.
  • Cobro de herencias, pensiones, premios.
  • Buscar fortuna, mayores remuneraciones, pagos, comisiones, bonificaciones.

La cifra puede decirse dígito por dígito o en su totalidad. Puede decirse todos los días, hasta que se considere que la bendición llegó a la vida.

Ahora sí, con todo listo, es hora de activar el código. Para que no pierdas la cuenta mientras pronuncias el código sagrado, puedes usar un collar con 45 cuentas, o incluso un cordel con 45 nudos (que cumple una función idéntica al rosario cristiano, por ejemplo).

Recita el Código Sagrado sosteniendo la primera cuenta, y pasa a la segunda cuando lo repitas por segunda vez. Así sucesivamente hasta terminar el collar o cordel. Si preparaste las frases afirmativas, di una antes de decir el código.

“La justicia divina me protege” 858, “Los ángeles son mis custodios” 858, etc.

Puedes decir el código mentalmente o usando la voz. Lo importante es que sientas la vibración que ese número genera en tu alma (al principio, puede ser más fácil si lo dices en voz alta).

Luego de recitar los Códigos Sagrados, es importante agradecer a La Divinidad por habernos permitido vibrar en esa frecuencia.

  • Dinero inesperado: 520
  • Dinero, conexión con el elemental: 47620
  • Dinero a través del genio planetario Och: 1016
  • Dinero, mejoría de situación económica: 5701
  • Dinero, para casos apremiantes: 897
  • Dinero, para cuando alguien nos debe o para recuperar dinero: 858
  • Dinero, para que fluya hacia nosotros: 1122 – 5701
  • Dinero, para que llegue: 897
  • Dinero, liberar problemas económicos y entregar preocupaciones a Dios:  608
  • Dinero, para que llegue el dinero que necesitan sin tropiezos:  42170
  • Éxito en la vida: 2190
  • Limpiar terreno para la prosperidad: 773
  • Prosperidad:  079
  • Ángel de la Riqueza: 88829
  • Ángel Abundia:  71269

Estos códigos también pueden rezarse a nombre de terceros. Sólo se dice el nombre de la persona y se pide permiso utilizando el libre albedrío. Pueden recitarse durante varias veces al día.

Aunque los seres de luz no necesitan de nada para ser escuchados, también se acostumbra a encender una vela, un incienso o colocar música para lograr la ambientación.

Los códigos pueden decirse o recitarse mentalmente. Se acostumbra a emplear un collar o cuerda con 45 cuentas, bolitas o nudos. Estos números trabajan de forma profunda en el subconsciente.

Aunque efectivos, debe tenerse paciencia y saber esperar ya que deben desarticular estructuras del pensamiento del pasado y crear nuevas formas de ver la vida y atraer la prosperidad, en equilibrio perfecto con todas las personas y el entorno.

Fuente: We Mystic

¡Que los Ángeles acompañen tu camino!