Hoy puedo hacer cambios en mi

Hago valer mi poder con prudencia, pero entiendo que debo de ser más generoso.

Hoy expreso mis emociones y hago que salga a flote un semblante maravilloso que pocos conocen de mí.

Me doy permiso para compartir mis vivencias y talentos con los demás.

Me libero y me doy permiso para cambiar.

Elijo evitar las confrontaciones.

Me libero de la necesidad de criticar a los demás.

Estoy abierto y receptivo a todos los puntos de vista.

Entiendo que merezco relaciones divertidas, fáciles y que me apoyen; por esa razón, evito confrontar mi punto de vista.

Hoy me vivo siendo más abierto a las pretensiones de los otros.

¡Que los ángeles acompañen tu camino!