¿Qué es la ley del Espejo y cómo nos ayuda?

Related image¿Observas en los demás ciertas cosas que te producen rechazo y a veces no logras entender el por qué?¡Conoce qué es la Ley del Espejo y cómo puede ayudarte en tu crecimiento personal y en tus relaciones con los demás!

¿Qué pensarías si te dijeran que lo que sucede en el exterior es el reflejo de conductas, actitudes, características, cualidades que tenemos nosotros mismos y que forman parte de nuestra esencia?

Parecería una locura, pero si prestamos alguna atención, y reflexionamos un poco sobre el asunto, podremos encontrarle alguna lógica.

Comencemos definiendo qué es la Ley del Espejo:

Partimos del principio de que somos totalmente responsables de lo que sucede en nuestra realidadpues nosotros somos quienes la creamos. Siendo así, nuestra realidad actuará como un espejo, devolviendo hacia nosotros la imagen que estamos generando en nuestro interior. Es decir, si existe una persona que te provoca un sentimiento negativo, el origen de ese sentimiento negativo será tu corazón y no la otra persona.

En pocas palabras, La Ley del Espejo afirma que: el mundo exterior actuará como un espejo para nosotros y lo que ese espejo refleja, no será más que nuestra luz o nuestra sombra, generada por nuestras creencias, expectativas y limitaciones.

Todo comienza y todo termina en nosotros mismos y es la proyección la que juega con nuestra mente, mostrándonos una realidad que nosotros mismos estamos generando.

Debemos reflexionar sobre el por qué existen comportamientos y actitudes, en otras personas que nos generan sentimientos negativos e incomodidad ¿Por qué reaccionamos con enojo cuando no recibimos de un amigo el apoyo que pretendíamos?¿Por qué nos molesta que algún familiar hable mal de otros?¿Por qué no somos capaces de aguantar cuando nos critican? O simplemente, ¿por qué nos cuesta tanto razonar cuando tenemos a una determinada persona delante?

Para hacer este análisis de una forma más sencilla, podríamos escribir una lista de todas las cosas que nos molestan de esas personas que nos rodean. También podríamos escribir una lista enumerando las cualidades positivas de esas mismas personas. Muy probablemente lleguemos a la conclusión de que, existen ciertas cualidades que ellas tienen y estamos menospreciando y que nosotros, al final de cuentas, también hacemos cosas mal.

Es por esto que, cuando logramos entender La Ley del Espejo, nuestra forma de ver las cosas cambia totalmente. Abandonamos de cierta forma, la posición de Víctima, ya que logramos entender, que la realidad que vivimos o la causa de todo aquello que los demás demuestran o generan, es una proyección de nuestro interior.

Aprendemos que esas emociones negativas que determinadas personas nos producen, se convierten en una oportunidad para poder sanar aquello que necesitamos sanar. Comenzamos a permitirnos algo que no nos estamos permitiendo. Hacemos consciente lo inconsciente. Descubrimos nuestra propia sombra y nos liberamos de aquello que nos está generando sufrimiento. Todo esto nos conducirá a un último objetivo, encontrar nuestro propio equilibrio.

Es así como, las puertas de nuestro autoconocimiento personal se abren y nuestros problemas se convierten en fuentes de aprendizaje.

Cuando comenzamos a sanar nuestro interior, como por arte de magia el reflejo de nuestro espejo comienza a cambiar y a reflejar una realidad completamente diferente.

Fuente: www.adipiscor.com

¡Que los ángeles acompañen tu camino!