La Gratitud como medio para alcanzar lo que deseo

Todo lo que está en el exterior es un reflejo de nuestro interior y será bueno o malo, en la medida en que nuestros pensamientos, emociones y sentimientos así lo sean.¿Cómo hacer entonces que esa realidad cambie cuando no va acorde a nuestros deseos?

Somos seres creadores porque creamos nuestra realidad”. Por lo que, tendrá mucho sentido, de que si partimos de este principio, podemos llevar a cabo un entrenamiento mental cuando esa realidad no va acorde a lo que queremos alcanzar, porque son nuestros pensamientos los que crean nuestra realidad. Es por eso que debemos estar muy atentos y hacernos siempre esta pregunta: ¿Qué estoy pensando?

Es importante resaltar que, ese pensamiento viene acompañado de una emoción y de un sentimiento. Esa emoción, ese sentimiento, crean una realidad. Por lo tanto, debemos ser honestos con nosotros mismos y preguntarnos, en todo momento ¿Qué estoy sintiendo?

En este sentido, el hombre, ante las dificultades del día a día, ha creado como uno de sus mecanismos de defensa, colocarse una máscara que oculte sus sentimientos, porque mostrar nuestros sentimientos en la sociedad actual, no es algo muy valorado y es interpretado como símbolo de debilidad, por lo tanto, nos mostramos al mundo como seres alegres, fuertes y muy positivos. Tendencia ésta, que ha estado muy de moda en los últimos tiempos. Por esta razón, la pregunta ¿Qué estoy sintiendo? Adquiere un carácter realmente importante.

Si nos dejamos envolver por el estrés, por un estado emocional de tristeza, cansancio, frustración, ansiedad y nos repetimos frases como “No soy capaz”, “No puedo”, “No lo lograré”, será eso lo que tendremos como resultado, será eso lo que estaremos creando.

Es primordial entender el principio de que somos energía y que ésta se mueve en ondas, o sea en vibración. Estas vibraciones pueden ser de alta frecuencia o de baja frecuencia. No hay términos intermedios. O vibramos en una frecuencia alta o lo hacemos en una frecuencia baja, las dos en simultáneo es una acción imposible de llevarse a cabo.

Tú puedes ser una persona fantástica, pero si vibras en una frecuencia baja, porque estás inundado de sentimientos negativos de inseguridad, frustración y tristeza, es eso lo que enviarás hacia afuera. Por lo tanto, comenzarás a atraer hacia tu vida, cosas que tienen que ver con una frecuencia baja, porque estás vibrando en esa frecuencia. Esto es algo muy importante que debemos concientizar y mantener muy presente!

Ahora bien, si sabes que estás vibrando en una frecuencia baja y ya no quieres estar más en esa vibración… ¿Cómo puedes pasar de esa frecuencia baja a comenzar a vibrar en una frecuencia alta?

Tal vez, en este preciso momento, no puedas evitar el sentirte triste, estresado, ansioso, frustrado, pero si somos seres creadores, significa que tenemos las herramientas necesarias que nos permitirán cambiar nuestras emociones, que son las que nos traen esas frecuencias bajas con las que entramos en resonancia. Por eso, ¡te tengo buenas noticias!, ¡esas frecuencias las podemos cambiar! Esto no quiere decir que el motivo que dio origen a la emoción que estás sintiendo se ha resuelto, pero tienes a la mano una herramienta con la que deliberadamente, podrás aumentar tu frecuencia, que antes era baja. Al subir la frecuencia, muy probablemente la solución al problema, que dio origen a esas emociones, llegará.

Esa herramienta poderosa se llama: ¡La Gratitud!

¡Que los ángeles acompañen tu camino!