Saltar al contenido.

Cuando te pregunten tu estado civil responde: “¡Feliz!”

¡Dedícate a disfrutar la vida!

Encontrar en cada día donde colocar nuestro enfoque, procurando que sea algo de nuestro agrado, dedicar nuestra atención a lo que nos hace sentir bien, son las mejores opciones que podemos tomar y de éstas sencillas decisiones va a depender que nos montemos en la ola con la intención de disfrutarla, en lugar de padecerla o solo procurar no ahogarnos en el recorrido.

Disfrutar o padecer son opciones que no tienen ni siquiera que depender de las circunstancias, siempre, sin excepción podemos rescatar de cualquier situación algo positivo y siempre podemos decidir en qué nos vamos a enfocar. Solo debemos entrenarnos para escoger nuestros pensamientos y no engancharnos en aquellos que no nos resultan convenientes, que no nos permiten disfrutar de nuestro presente.

¡Elige enfocarte en lo que sí funciona en tu vida!

¡Elige ser feliz!

¡Que los ángeles acompañen tu camino!