Saltar al contenido.

¡Alégrate! ¡muévete! ¡vive! ¡arriésgate!

No lo pienses mucho, ve detrás de tus sueños, sigue a tu intuición que es la forma en que nuestro corazón nos guía a donde debemos estar.

Si te sientes atrapado, si te sientes estancado o sencillamente piensas que tu vida puede y debe estar mejor, pues actúa y arriésgate, ¡nadie vendrá a hacerlo por ti!

Tu felicidad es tu responsabilidad y, sí, puede ser que pierdas en alguna oportunidad, pero la lección quedará allí y eso ya es ganancia, y no debe ser limitante para volver a intentarlo.

Ve por ello las veces que sean necesarias para estar en donde quieras estar.

La felicidad proviene de la capacidad de sentir profundamente, de disfrutar simplemente, de pensar libremente, de arriesgar la vida, de ser necesitado. ― Storm Jameson

¡Que los ángeles acompañen tu camino!

Tú puedes ser Angeloterapeuta

Sé un profesional de Tanatología Angelical