Saltar al contenido.

La importancia de limpiar, desempolvar y mover cosas guardadas o sin usar

En un boletín de esos que me llegan frecuentemente de autores y maestros a quienes admiro, me llegó este artículo. Y me gustó mucho su temática así que decidí compartirlo hoy contigo. Está un poquito largo, pero si te das el tiempo de leerlo de a poco, encontrarás (como yo lo hice) información coherente que me ha hecho hacer algunos cambios y que me han ayudado a sentirme mejor. Espero que también a ti te aporte.

¿Alguna vez has entrado en un lugar que no te pareció “cómodo” o que te hizo sentir incómodo? Algunos lugares están llenos de energía “atascada” y esto puede deberse a 3 factores principales: suciedad física, energía existente y desorden.

Suciedad física: la energía de bajo nivel siempre se acumula alrededor de la suciedad, por lo que es muy importante mantener tu casa lo más limpia posible (dentro de lo razonable).

Energía existente: todo lo que sucede en un edificio se registra en las paredes, pisos, muebles y objetos. Esta energía es como suciedad física y, aunque no podemos verla, muchos de nosotros podemos sentirla.

Desorden: cualquier tipo de desorden detiene el flujo fluido de energía positiva alrededor de un espacio.

¿Qué es el desorden?

El diccionario dice que el desorden es “una colección de cosas abarrotada y desordenada”. Muchos expertos en limpieza de espacios clasifican el desorden como

a) cosas que no usas o que ni siquiera te gustan,

b) cosas que están desordenadas o desorganizadas,

c) tener demasiados elementos en un espacio pequeño o

d) cualquier cosa que no esté terminada

Cosas que no usas o que ni siquiera te gustan: los elementos que se usan y que amas tienen una energía vibrante a su alrededor. Sin embargo, los elementos que se descuidan, no se usan o no se desean, están rodeados de energía estancada y esto puede hacer que la energía en tu hogar también se estanque. Debido a que todos estamos conectados con todo lo que poseemos por finos hilos de energía, cuando nuestro hogar está lleno de artículos que amamos, la energía es positiva. El desorden, por otro lado, reduce su energía y cuanto más tiempo lo mantengas, más tendrá un efecto en ti. Cuando te deshagas de las cosas que no tienen un significado real para ti, te sentirás más ligero física y mentalmente.

Cosas que están desordenadas o desorganizadas: incluso si solo tienes artículos que amas y usas, si están esparcidos por todo el lugar y no puedes encontrarlos cuando los necesitas, tu hogar seguirá estando desordenado. La vida de todos transcurre mejor cuando saben dónde están las cosas. No estoy diciendo que todo deba ser perfecto, pero tu hogar es una representación externa de lo que está sucediendo dentro de ti; si está desordenado por fuera, ¡es probable que lo estés por dentro!

Demasiadas cosas en un espacio demasiado pequeño: a veces, simplemente no tenemos suficiente espacio para lo que hemos acumulado a lo largo del tiempo. Por lo tanto, debemos tener mucho cuidado de no amontonar demasiadas cosas en nuestra casa y, en consecuencia, sentirnos restringidos en nuestro propio espacio. Una buena idea para estar al tanto de esto es que, cuando compres algo nuevo, ¡regales algo viejo!

Cualquier cosa sin terminar: esta forma de desorden es más difícil de ver y más fácil de ignorar que los otros tipos de desorden, pero los efectos pueden ser de gran alcance. Las cosas que no tratas en tu hogar reflejan problemas que no se tratan en tu vida y pueden ser una pérdida constante de energía. Desde pequeños trabajos como reparar el grifo que gotea hasta trabajos más grandes como redecorar la casa, todos tienen un efecto en su vida fuera del hogar. Si completas todos sus asuntos pendientes, te sorprenderás de cómo aumentarán tus niveles de energía.

Cómo te afecta el desorden

Te hace sentir cansado y letárgico.
La mayoría de las personas que acumulan cosas dicen que no tienen energía para empezar a limpiarlas o tirarlas. La energía estancada que se acumula alrededor del desorden causa este cansancio y letargo. Limpiarlo libera la energía en tu hogar y le da más vitalidad.

Puede mantenerte atrapado en el pasado
Cuando todo tu espacio disponible está lleno de desorden, ¿cómo puedes permitir que algo nuevo entre en tu vida? Tus pensamientos tienden a vivir en el pasado y miras hacia atrás en lugar de mirar hacia adelante. Limpiarlo te ayuda a liberar el pasado y seguir adelante.

Te mantiene confundido
Cuando estás rodeado de desorden, es imposible tener claridad sobre lo que estás haciendo en tu vida. Cuando lo aclaras, puedes pensar con más claridad y la toma de decisiones se vuelve más fácil.

Afecta la forma en que la gente te trata
¡La gente te trata como te tratas a ti mismo! Si te valoras a ti mismo, los demás te valorarán. Si vives en un lío, puedes atraer a personas que te faltan el respeto y crean caos en tu vida.

Puede hacerte procrastinar
Si tienes mucho desorden, tenderás a posponer las cosas. ¡El desorden drena tu energía y simplemente no te molesta! Muchas personas, una vez que han comenzado a despejar su entorno, se sienten motivadas para seguir adelante y hacer cosas que han estado posponiendo durante mucho tiempo.

Puede causar falta de armonía
El desorden puede ser una causa importante de discusiones familiares y entre parejas. Si vives con alguien que atesora cosas, su estilo de vida puede detener tu progreso.

Puede hacerte sentir avergonzado
¿Has llegado a un punto en el que tu hogar es un desastre tal que te da vergüenza invitar a la gente? Puedes optar por vivir solo rodeado de tus pertenencias o puedes optar por realizar una buena limpieza, aumentar tu autoestima y empezar a tener una vida social. La decisión es tuya.

Puede hacerte sentir deprimido
Muchas personas que sufren de depresión están rodeadas de desorden. Si estás tan deprimido que ni siquiera puedes empezar a pensar en hacer una limpieza, trata de quitar al menos los elementos del nivel del suelo. Hacer esto puede ayudarte a levantar el ánimo y tu energía. Pide ayuda si es necesario.

Tardas más en limpiar tu casa
Se necesita al menos el doble de tiempo para limpiar un lugar lleno de objetos y también los objetos necesitan limpieza. Piensa en lo que podrías hacer con el tiempo adicional que tendrías si no tuvieras que dedicar tanto tiempo a limpiar.

Puede hacerte desorganizado
¿Con qué frecuencia pierdes cosas? ¿Cuántas veces buscaste algo, te rendiste y luego lo encontraste semanas o meses después? Estar desorganizado es una pérdida de tiempo.

Entonces, ¿por qué la gente mantiene el desorden?

Nuestras posesiones reflejan partes de nosotros mismos y momentos de nuestra vida que no queremos olvidar. Piensa en cuántas mujeres guardan su vestido de novia en una caja que luego nunca vuelven a sacar. ¡Mucho menos usar!
.
Mantener las cosas “por si acaso”
Esta es una razón popular por la que las personas se aferran a cosas que no necesitan. Sabemos que “tus pensamientos crean tu realidad” así que, si te preocupa que necesitarás algo después de haberlo tirado, tu mente subconsciente creará una situación en la que necesitas esa cosa. Luego dices “sabía que algún día sería útil”, pero lo que realmente ha sucedido es que tú mismo has creado esa necesidad. Si tienes mucho desorden que estás guardando por la razón anterior, el mensaje que estás enviando al universo es que no confías en que te lo proporcionará en el momento en que lo necesites.

Un sentido de identidad
Es fácil apegarse a tus pertenencias porque puedes sentir que tu propia identidad está ligada a ellas. Por ejemplo, si has guardado un talón de boleto de teatro de hace 5 años, puedes mirarlo y decir “Fui y vi ese programa”. No estoy diciendo que no te quedes con algunos recuerdos y obsequios, pero no tantos como para quedarse contigo arraigado en el pasado. Ten salidas regulares para mantener las cosas que lo representen como está ahora .

Para algunas personas, es difícil deshacerse de los regalos porque sienten que están desperdiciando la bondad de sus amigos. Pero si has disfrutado de ese regalo durante algún tiempo y ya no lo necesitas, pásalo a alguien que lo use y lo aprecie, entonces lo estás dejando ir con amor. Nuestra propia felicidad no depende de que los objetos permanezcan en nuestra posesión para siempre. Ya lo disfrutaste y eso nadie te lo puede quitar.

Una sensación de seguridad
La publicidad moderna está diseñada para aprovechar nuestras inseguridades: “Si no tienes una de éstas, no eres tan bueno como los demás” es uno de los mensajes subyacentes constantes que recibimos. Para algunas personas, no importa cuántas cosas tengan, siempre hay algo más que “necesitan”. La verdadera seguridad consiste en manejar las cosas sin necesitar tener cosas.

La creencia de que más es mejor
En el mundo occidental, la mayoría de las personas tienen una selección de cuchillos de cocina en sus hogares: uno para cortar cosas pequeñas, otro para cortar cosas grandes, etc. La mayoría de los hogares en países del Este como Bali o Tailandia tienen solo un cuchillo que usan para todo. Las empresas de publicidad nos han lavado el cerebro para que creamos que necesitamos una variedad de cuchillos. No es cierto, ¡manténlo simple!

Obtener el valor de su dinero
Algunas personas se niegan a dejar de lado su desorden hasta que sienten que realmente han sacado el valor de su dinero. Esto se aplica incluso si el artículo se compró a precio de ganga o se recogió a cambio de nada. Recuerda que las cosas buenas no pueden entrar fácilmente en tu vida si bloqueas el flujo de energía al aferrarte persistentemente a un desorden obsoleto. Relájate un poco y mira qué pasa.

Dejando ir

Cuando algo entre en tu vida disfrútalo, úsalo bien y, cuando sea el momento, déjalo ir. Es así de simple. El hecho de que seas dueño de algo no significa que tengas que conservarlo para siempre. Eres solo un guardián temporal de las muchas cosas que pasan por tu vida.

Hoy.. esta semana… todo el tiempo… es un momento ideal para comenzar el proceso de limpieza, ¡así que adelante! y mantén tu vida sin estorbos para que vengan y vayan maravillosas experiencias.

Namaste,                      ~ Penny x      www.pennywing.com

¡Que los ángeles acompañen tu camino!

¿Deseas ver todos los cursos que tenemos para ti? ve a nuestra sección TENEMOS CURSOS PARA TI